Dos de octubre de 1968 no se olvida.

El dos de octubre del 1968 no se olvida y por eso agrego esto al blog:

A mi padre no le gustaban las olimpiadas cuando yo era niño. Yo nunca le pregunte porque, pero aprendiendo y escuchando su historia he comprendido el porque. El perdió compañeros durante el movimiento del 1968 y en el dos de octubre y diez días después se inauguraba las olimpiadas en México, tanta alegría en el estadio de Ciudad Universitaria como si diez días antes no hubiera habido tanta sangre y muerte contra los estudiantes.
Hoy recuerdo a todos:

¡2 de octubre no se olvida!

alf-redo-Ik…mil-puertas-Viento…

Leave a Reply

  

  

  

*

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>