Cuando el Espacio se tragó al Tiempo

Hombres de Maiz

Oventic, Hombres de Maiz

Para el caracol de Oventic, Chiapas, y para todos los demás caracoles en Chiapas y del Mundo.

Para todos los compañeros que se encuentran en resistencia, para todos los compañeros que se encuentran presos por estar en resistencia, por ser otros muy otros, por ser distintos y pensar que se puede vivir en solidaridad y bienestar para todos.

Para todos nuestros muertos desde tiempos atrás, para todos nuestros muertos en tiempos de ahora, para sus familias.

Para todos los medios de comunicación Libres y radios comunitarias.

Para todos los desaparecidos por el Estado en cualquier parte del Mundo.

Para todo el Pueblo, para todos los Pueblos:

Cuando el Espacio se tragó al Tiempo.

Bueno, pues resulta que el Tiempo y el Espacio siempre se encontraban unidos, me parece que eran gemelos que el señor Tiempo había nacido al mismo tiempo y espacio que el señor Espacio. No sólo se sentía que eran gemelos, sino más bien parecían siameses, el uno pegado al otro, a dónde se movía uno el otro iba. Así se entendían las cosas, hasta que la tecnología y el conocimiento científico los decidió separar por un rato, pero para volverlos a juntar. De esta forma en el espacio y en el tiempo se fueron construyendo cosas que dependían del señor Espacio y a su vez del señor Tiempo.

El hombre creyó que siempre estos señores habían estado ahí y se movía y construía pensando que al señor Tiempo y al señor Espacio se les tenía que vencer.

En algunos lugares hicieron pirámides, en otros monumentos, en otros grandes cabezas, en otros torres, en otros aleaciones de metales y hasta cometas, para que a estos gemelos se les pudiera vencer. Mas sin embargo todas estas creación acabaron en derrota.

El señor Tiempo y el señor Espacio nada tuvieron que con la derrotar de todo intento humanos de vencerlos, pues siempre llegaban otros humanos para destruir la obra que “trascendería” espacio-tiempo.

De esta forma ha estado sucediendo y los señores Espacio y Tiempo no tienen más que esperar que llegue alguien más para acabar con la memoria.

Hasta hace poco la armonía entre hermanos era absoluta y no había rivalidad, pero hace poco el hombre ambicioso logró poner al señor Tiempo contra su hermano gemelo el señor Espacio. Decidió que el señor Espacio ya no importa ahora solo importa el señor Tiempo. “El tiempo es dinero”, decía, restándole importancia al señor Espacio.

El tiempo es fundamental, decía, pues parece que se va a acabar. Y el señor Tiempo, pues empezó a apresurarse.

El señor Tiempo se sintió tan importante que cada vez se aceleraba más y más, restándole importancia al señor Espacio. Le había metido la idea del ambicioso, del de arriba, que él era importante y con la tecnología dejaba de existir e importar el espacio.

Todo era correr y correr y acabar con el espacio, con el señor Espacio.

Claro todas las historias así, donde un hermano se pone en contra del otro son dolorosas, pero también debe haber algún remedio y esperanza.

Fue cuando que el señor Espacio se fue a las montañas, a los valles, a la sierra, al mar, salió escapando de las grandes ciudades y se encontró con la gente de la tierra, con la gente de abajo, con la gente del agua, con la gente de la montaña, con la gente de los desiertos, donde el tiempo era utilizado para explotarlos, para reprimirlos sin importar el espacio.

Ahí decidió echar raíces y quedarse con esta gente, entre más digna la gente, más espacio tenia el señor Espacio, y su hermano gemelo no podía ya entrar, pues esta gente con la rebeldía en contra del tiempo y la explotación logró que en sus montañas, en sus mares, en sus tierras, el tiempo se frenara, se alentara, se le restara importancia.

De esta forma el Espacio se tragó al Tiempo para volver a ser siameses, para poder estar juntos y estos hombres dignos no permitieran más que uno domine al otro ya sea Hombre, Tiempo o Espacio.

Ahora por lo pronto es solo ahí en sus cerros, en sus mares, en sus casas, en sus bosques, en sus desiertos, en sus selvas y en sus sueños donde no hay nadie que explote, domine y acabe con el otro igual, con el otro hermano…

¡Tierra, Agua y Libertad!

¡Presos Políticos Libertad!

Justicia para Atenco, Oaxaca, Chiapas,México, para el Mundo donde quepan muchos Mundos.

alf….

Creative Commons Lizenzvertrag
Cuando el Espacio se trago al Tiempo von alf (Grodecz Alfredo Ramírez Ogando) steht unter einer Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported Lizenz.

Leave a Reply

  

  

  

*

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>