A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

Una muy breve clasificación de Los bostezos

Una muy breve clasificación de Los bostezos.

Por el Viejo Grodecz.

Transcripción de alf.

Cuentan que los tenemos cuando ha habido una larga jornada, cuentan que los tenemos cuando nos estamos aburriendo, cuentan que los tenemos cuando el sueño esta por entrar.

Cuando los sueños quieren entrar no hay forma de pararlos, ni con garrote se paran estos, mas hoy no trataremos de ver cuando estos entran por sueño, sino por cansancio y aburrimiento.

Esta será una breve historia de clasificación de bostezos.

El aburrimiento, este puede tener varias causas, una que es la más común es cuando estamos esperando algo y no hay nada que hacer más que esperar, como esas largas filas de espera para realizar tramites o estar esperando que un medico vea tu mal. También lo sufrimos cuando estamos en un salón de clases, (ah, cuantas veces no hemos tenido un momento de eso, pueden ser los más desesperantes, pues no se vale dormir) el sueño y el aburrimiento entra cuando se le entiende todo al profesor o cuando simplemente ya no estamos con él, cuando el profesor ha abandonado a sus alumnos y estos ya se encuentran perdidos.

Fue esos momentos en un salón de clases cuando el viejo Grodecz hizo una breve clasificación de los distintos bostezos dentro de un salón. Todo siempre en pos de la ciencia.

A continuación una clasificación dada por el viejo Grodecz:

  1. El bostezo de lagrimita. Este consiste en un bostezo retenido donde la persona que bosteza le es demasiado bochornoso, por lo cual mantiene la boca cerrada, como consecuencia emerge de uno de los ojos una lagrimita indicando el bostezo. Comúnmente lo tienen los alumnos que se encuentran en las primeras bancas cerca del profesor.

  2. El bostezo Tarzan. Este bostezo siempre va acompañado de un grito de guerra. Es el grito de guerra del sueño que quiere entrar, es ese grito retador y valiente.

  3. El bostezo de aspiradora. Para detectar este bostezo el profesor observar como el gis del pizarrón comienza a desprenderse rápidamente por la succión tan grande que el individuo realiza al bostezar, por lo que es recomendable sostener fuertemente el gis y en casos extremos el borrador. (Aunque si la succión alcanza a llevarse el borrador, ayudara a que el alumno se mantenga despierto, después de la embestida del borrador en la boca.)

  4. El bostezo del apretado o el bostezo olímpico o de la victoria. La persona se intenta liberar del sueño por medio de extender todas sus extremidades mientras bosteza, y a los ojos de los observadores pareciera que esta llegando a la meta después de una larga carrera victorioso.

Advertencia.

El siguiente bostezo, no hemos sido testigos de él. Por la descripción de este podemos decir que ha sido una fortuna no haberlo atestiguado, mas cuenta el viejo Grodecz que desafortunadamente ya ha tenido una experiencia con este bostezo.

La advertencia va dirigida a todos los lectores de estómagos sensibles, por lo que se les sugiere no continuar con la lectura del inciso 5, mas si llegar al termino de esta clasificación. Es decir que el cuento no ha acabado aquí en caso de no leer el inciso 5.

  1. El bostezo del al revez volteado. Este es un bostezo de gran intensidad, es una combinación del Tarzan y el de aspiradora plus ultra (en el caso de que el profesor allá sostenido el gis y el borrador fuertemente para no despertar al alumno). El alumno en cuestión comienza el bostezo con un Tarzan seguido de una súper aspiración, continua con una apertura gigantesca de la boca (muy parecido a como lo hacen las boas) gracias al desprendimiento de la quijada por la intensidad del bostezo, es en ese momento cuando el bostezo pasa al estado critico pues el individuo por la succión comienza a voltear todo su cuerpo y de repente ¡plup! (como cuando se destapa una botella de vino) y todo lo que se encontraba afuera en ese momento se encuentra a dentro y todo lo de adentro se encuentra afuera. Para ejemplificar es como cuando uno voltea una bolsa o una mochila. A continuación como ayudar a alguien que se encuentra enredado en tan penosa situación. (Nota: Siempre es bueno saber que hacer en los casos de emergencia y como reaccionar, pues se pueden cometer una barbaridad de errores en esos momentos de tensión.) En el penoso caso de que se encuentre con alguien en esta situación, la mejor forma de ayudar es primero comprobar que el individuo se encuentra aun despierto. En el caso de que se encuentre dormido habrá que despertarlo lo más pronto posible pues la quijada puede volver a su lugar y resultara muy difícil volver a voltearlo, además que siempre es más fácil mover los músculos cuando estos todavía se encuentran calientes. Al comprobar que el alumno se encuentra despierto o despertarlo pedirle que extienda sus manos lo más que le sea posible para tomarlas y con ayuda de todo el grupo jalar de un solo golpe al individuo hasta que este regrese a su forma original. En el caso que ya se encuentre algo fríos los músculos y la quijada no se encuentre ya más dislocada, la ayuda será muy difícil y ni hablar de cochinero que se puede volver eso. Por lo que es muy importante a ayuda inmediata.

(Otra nota: Cuando se da el caso de que alguien hace el bostezo de al revés volteado será el último que se haga durante esa clase.)

Esta son las 5 distintas clasificaciones que dio el viejo Grodecz a los distintos bostezos. Hemos decidido escribirlas, pues como siempre dice el viejo Grodecz aquello que no se escribe se pierde, y tan importante clasificación seria una pena perderla para siempre. De esta forma queda el registro para que en el futuro se pueda identificar un bostezo en un salón de clase, y en el caso extremo como ayudar. Esta clasificación no es la última ni la definitiva, ya que puede ser aumentada y mejorada como todo proceso científico.

Alf…( el joven Grodecz)

P.D. Lo que el viejo Grodecz olvido decir es que no solo hay que escribirlo sino también publicarlo, por eso nos hemos dado la libertad de compartirlo con ustedes.

Otra P.d. más: Esperamos que el viejo Grodecz no continué clasificando bostezos frecuentemente o que sea testigo de los bostezos aquí clasificados, ya que podría indicar que o sus clases son sobre temas muy difíciles o son muy aburridas. En ese caso nos gustaría suponer que si esto sucede es por la dificultad de sus clases.

¡Ups! El cuento acabó en el inciso 5. Bueno pues ni modos.

Anexo inciso 6 de la señorita r agradeciéndole tan valiosa contribución a la clasificación de los bostezos.

6. Aquel que emite, por lo regular una mujer, para advertirle a algún personaje -por lo general hombre-, que sus intentos por persuadirla mediante la chipilonería -manipulación “cariñosa”- no funcionará. En realidad, el bostezo aquí es más social que biológico y además de ser acompañado por una delicada obstrucción del bostezo con la mano, es seguido por una o varias señas con la mano derecha -si se es diestro- hacia arriba y hacia abajo, que refuerza el sentido de menosprecio -“afectuoso”- evocado por este singular tipo de bostezo.

Zaz.

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

*