A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

Continúa la represión contra la Radio Tierra y Libertad

Radio Libre

Radio Libre

Radio Tierra y Libertad, ejemplo de lucha por la libertad de expresión.

El proceso contra la radio se ha convertido en delito penal responsabilizando al Dr. Héctor Camero Haro un miembro mas de la estación, la Procuraduría General de la República (PGR) lo mantiene en calidad de indiciado siendo este el único caso en México que se considere como delito penal a la libertad de expresión, esto es un hecho sin precedentes y un claro golpe a los medios comunitarios del país y del mundo.

Esta citado para rendir su declaración el día 01 de Abril de 2009 en la unidad de la PGR que se localiza en la Av. Insurgentes en la Colonia Roma en México D.F. a las 2:00pm.

Continúa la represión contra las radios comunitarias, el ejemplo claro lo tenemos en el caso de Radio Tierra y Libertad, en el Estado de Nuevo León. Una emisora de poco menos de 100 watts de potencia, con alcance de unos cinco kilómetros entre asentamientos de clases populares al noreste de la ciudad de Monterrey. Esta radio fue cerrada el 6 de junio de 2008 por mas de 150 policías federales, sin previo aviso y decomisando los equipos.

Tierra y Libertad

Desde entonces se ha abierto un proceso judicial importante contra esta radio comunitaria. La Procuraduría General de la República acusa a la radio comunitaria de operar sin concesión legal. En el local de la radio se incautaron dos equipos informáticos, un transmisor, una mesa de mezclas, tres micrófonos, una antena y el robo de un celular y una grabadora de voz.

Las autoridades señalan que la radio comunitaria Tierra y Libertad no cumplió con lo establecido en la Ley General de Bienes Nacionales que establece sanciones que van de dos a doce años de prisión, y multas de 300 a mil veces el salario mínimo a quien use, aproveche o explote un bien de la nación, sin haber obtenido la concesión o permiso, o celebrado algún contrato con la autoridad competente.

Las radios comunitarias mexicanas, señalan que la actividad de estas emisoras responde a proyectos sociales, de utilidad pública, sin ánimo de lucro y de participación democrática de la ciudadanía en medios de comunicación propios.

¡Viva la libertad de expresión!
¡Vivan los medios libres!
¡Vivan las radios comunitarias!
¡Viva Radio Tierra y Libertad! “La mera mera de la conciencia obrera”
Asociación Civil Tierra y Libertad

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

*