EZLN invita al Festival Mundial de Las Resistencias y las Rebeldias contra el Capitalismo “Donde Los De Arriba destruyen Los de Abajo Reconstruimos”

Caracol Roberto Barrios

Caracol Roberto Barrios

EZLN invita al Festival Mundial de Las Resistencias y las Rebeldias contra el Capitalismo “Donde Los De Arriba destruyen Los de Abajo Reconstruimos”
Publicado por: POZOL COLECTIVO agosto 10, 2014 en Covergencia Medios Libres, La Sexta, Nacional Deja un comentario

sábado, 9 de agosto de 2014
Invitación al Festival mundial de las resistencias y las rebeldías
“Venimos para compartir nuestros sentimientos y dolores que nos han hecho este sistema neoliberal. Pero no solo. También es seguro que venimos a compartir los valiosos conocimientos, experiencias de lucha, de organización. Retos y desafíos frente a los capitalistas invasores y neoliberales que tanto daño nos han causado.”
(EZLN, agosto de 2014)

A l@s hermanas y hermanos de la Sexta nacional e internacional:
Reunidos nuestros pueblos en la Compartición de Pueblos Zapatistas y el Congreso Nacional Indígena “David Ruíz García”, nos platicamos nuestros dolores, nuestras palabras y experiencias de lucha, rebeldía y resistencia.
Juntos sabemos que en nuestras rebeldías están nuestros “NO” a las políticas de destrucción que hace el capitalismo en todo el mundo. Y conocemos que en nuestras resistencias están las semillas del mundo que queremos.
Estas rebeldías y resistencias no son solo de los pueblos originarios de México. Andan también en los pasos de los pueblos originarios de todo el continente y en todos los rincones del planeta donde individu@s, grupos, colectivos y organizaciones no solo dicen “NO” a la destrucción, sino que también van reconstruyendo algo nuevo.
En esta compartición que sabemos ha sido posible en gran medida gracias al apoyo de hermanos y hermanas de la Sexta nacional e internacional, confirmamos que nuestra madre tierra, dadora de toda la vida en el planeta, está en peligro y con ello la humanidad entera; vemos que es el capitalismo neoliberal el que provoca tanto dolor, tanta destrucción y tanta muerte, que es el que nos despoja, explota, desprecia y reprime.
En la defensa de la madre tierra, en la lucha por la humanidad y contra el neoliberalismo, no hay lucha pequeña.
Hermanos y hermanas de la Sexta nacional e internacional, porque sabemos que este capitalismo salvaje y de muerte no es invencible, como ya nos lo enseñan, además de la experiencia zapatista, las rebeldías y resistencias que florecen en todo el planeta, y que sus dolores son nuestros dolores, y que sus luchas son nuestras luchas, y que sus sueños son nuestros sueños, queremos compartirnos con ustedes las palabras, las experiencias, los caminos y la decisión conjunta de que es posible un mundo donde quepan muchos mundos. Vamos concretando los pasos para lograr ese sueño, es necesario compartirnos, saber qué pensamos, escucharnos para saber cómo son nuestras luchas, para conocer nuestras rebeldías y aprender de nuestras resistencias.
Los pueblos, tribus y naciones hemos acordado en esta asamblea realizar junto con ustedes el “Primer Festival Mundial de las Resistencias y las Rebeldías contra el Capitalismo” con el lema de “DONDE LOS DE ARRIBA DESTRUYEN LOS DE ABAJO RECONSTRUIMOS”.
Esta gigantesca compartición mundial se llevará a cabo entre los días 22 de diciembre del 2014 y 3 de enero de 2015 en las siguientes sedes:

*Inauguración en la comunidad Ñatho de San Francisco Xochicuautla, Lerma, Estado de México, el día domingo 21 de diciembre del
2014.

*Comparticiones en las comunidades de San Francisco Xochicuautla y en Amilzingo, Morelos los días 22 y 23 de diciembre del 2014.

*Gran Festival Cultural en el Distrito Federal los días 24, 25 y 26 de diciembre de 2014.

*Continuación de comparticiones en las comunidades Binnizá de Juchitán, Oaxaca, y en la península de Yucatán, los días 28 y 29 de diciembre del 2014.

*Fiesta de la rebeldía y la resistencia anticapitalista en el Caracol de Oventic los días 31 de diciembre del 2014 y primero de enero del 2015.

*Conclusiones y clausura, pronunciamientos y declaraciones, en el CIDECI, San Cristóbal de las Casas, Chiapas, los días 2 y 3 de enero del 2015.

Nuestra compartición en este “Primer Festival Mundial de las Resistencias y las Rebeldías contra el Capitalismo” será entre los pueblos zapatistas, los pueblos, tribus, naciones y barrios del Congreso Nacional Indígena, los pueblos originarios del continente, y pueblos, colectivos e individuos adherentes a la Sexta nacional e internacional en todo el mundo.
En los pŕoximos días les daremos a conocer más detalles de esta convocatoria.
Nuestros pueblos que somos del maíz al compartir con ustedes seremos como la milpa que florece, para fortalecernos en nuestras resistencias y cuidar a nuestra madre tierra en este nuevo caminar que queremos compartir.

Desde la Realidad Zapatista, Agosto del 2014
Por la reconstitución integral de nuestros pueblos
Nunca más un México sin nosotros
CONGRESO NACIONAL INDÍGENA
EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
Más los individu@s, grupos, colectivos, organizaciones de la Sexta en todo el mundo que se sumen en esta convocatoria.
Información y Foto: Medios Libres, Autónomos y Comunitarios.

¡Nuestro equipo para la Copa Mundial!

Pre data: Compartimos este escrito de la banda de ¡Alerta! Düsseldorf que describen nuestro sentir.

va ke va

¡Tierra, Agua y Libertad!

equipoEZ

Nuestro Equipo en el Mundial

alf-redo-Ik…Mil puertas-Viento…


¡Nuestro equipo para la Copa Mundial!

No, nuestro equipo no es el montón de muy bien pagados millonarios extremadamente privilegiados, el equipo nacional alemán de Mercedes-Benz, Bitburger y la DFB (Federación de Fútbol Alemana). Nuestro equipo, tampoco es uno de los otros equipos que juegan por otras banderas y para el beneficio y el poder de la FIFA y otras grandes corporaciones, mientras una gran cantidad de personas sufren a causa del gran negocio de la “Copa Mundial“ y la industria del deporte – tanto la gente de Brasil a quien se despoja de sus casas y barrios, como a las trabajadoras de las maquiladoras para la ropa deportiva en Bangladesh u otras partes a quienes se les paga un salario de hambre mientras su vida no vale nada para las grandes empresas de moda deportiva.

Ni siquiera es nuestra Copa Mundial porque es exactamente como al poder y a los poderosos de nuestro mundo les gustaría tener, todo el mundo entero: Un espectáculo para distraer del juego sucio que realmente están jugando; una mercancía que sólo está ahí para los que pueden pagar por ella; una competencia en la que sólo cuenta el rendimiento y solo uno de los lados puede ganar; una máquina de hacer dinero que hace a unos cuantos ricos y deja a muchos pobres; “No hay alternativa!”. Una realidad que se hará cumplir en caso necesario, incluso por la fuerza.

La Copa Mundial muestra un mundo dividido en los Estados-nación, que compiten entre sí para prevalecer, un mundo que separa y yuxtapone a la humanidad – por jerseys ó a través de vallas. En este mundo sólo cuenta el consumo, el rendimiento y la victoria. Aquí, los roles están claramente definidos: En el centro, unos cuantos, los líderes del juego, todos del sexo masculino y todos millonarios, por otro lado, las masas que les vitorean y animan y que se alegran de „sus“ victorias y lloran „sus“ derrotas – sin embargo, en realidad permanecen completamente pasivos, en lugar de hacer del juego en sí, su propio juego.

Una Copa Mundial así y un mundo como ese ¡no queremos! No queremos naciones que nos dividan, no queremos ningún tipo de presión relativa al rendimiento que nos enferma y ensordece, no queremos un beneficio para unos cuantos a expensas de muchos. Queremos una vida digna para todas las personas, queremos que cada uno/una pueda vivir donde él o ella quiera, con igualdad de derechos para todos y todas, donde exista la solidaridad entre nosotros. Queremos un mundo donde quepan muchos mundos.

Por lo tanto, nuestro equipo para esta Copa Mundial y para este mundo, es el equipo zapatista. Los zapatistas son un movimiento en resistencia, localizado en el sureste estado mexicano de Chiapas, formado por campesinos y campesinas indígenas. Hace 20 años, el 1.1.1994, se levantaron con un „¡Ya Basta!“contra el gobierno, el capitalismo neoliberal, el racismo y la explotación. Desde entonces viven en sus más de 1.000 comunidades, una alternativa social „desde abajo y a la izquierda“ basada en igualdad, democracia y solidaridad. Ellos viven una de las más impresionantes y más progresistas formas de sociedad en nuestro tiempo – y tienen su propio equipo de fútbol.

Crear esa sociedad y defenderla, lo han conseguido a través de la organización comunitaria y de su valiente y creativa acción: Un levantamiento armado y la recuperación de tierras saqueadas, la creación de sus propias escuelas, su propio sistema de salud y sus propias estructuras administrativas, la progresiva emancipación de la mujer, la orientación hacia la gente de abajo y sus necesidades, la perseverancia junto al pensamiento no dogmático, a acciones espectaculares y la a creación de vínculos a nivel mundial.

En resumen, las decenas o cientos de miles de zapatistas sin mucho dinero o influencia han construido para sí, un exitoso „otro mundo“ lleno de vida, un mundo en el que hoy a ellos les va mejor que en el mundo de la explotación y el racismo, en que desde el colonialismo han sido forzados a vivir. Ellos han creado una alternativa concreta a aquel mundo que imaginan los poderosos – aquel mundo que quieren celebrar y cimentar con la Copa Mundial .

El fútbol zapatista es como toda su política: auto-organizada, desde abajo y para los de abajo, no por dinero, ni por fama ni para las grandes empresas, sino para las personas mismas y su propia diversión. Así como los zapatistas, ¡también queremos nosotros al fútbol y al mundo! … y sabemos que hay muchas personas que comparten nuestro deseo – en Brasil y en otras partes

¡Por un fútbol auto-organizado desde abajo, contra el comercialismo, la explotación y el nacionalismo!

¡Alerta! – Düsseldorf/Alemania y la Oficina de Educación Politica del Comité de Estudiantes de la Escuela Superior de Düsseldorf

PD: Con motivo de la Copa Mundial de la FIFA en Brazil hemos diseñado este póster (en aleman) y desde entonces lo hemos distribuído en todo Alemania. El texto arriba es nuestra declaración que acompaña el póster.

 

-- 
¡Alerta! - Lateinamerika Gruppe Düsseldorf
alerta@linkes-zentrum.de
www.alertaduesseldorf.blogsport.de
www.facebook.com/alertaduesseldorf

Historia-Cuento: La Andadera

“Dedico este cuento a todas esas personas que a pesar de la adversidad luchan, también a Quique y a mi padre.”

mural ENAHAl lado de la ventana el sillón y en él Gustavo Martínez, sentado, observando la calle desde la ventana.

Ya hace tiempo que no salía a la calle, ya hace tiempo que ni siquiera le daba la vuelta a la manzana y ya hace tiempo el aire dentro del cuarto le era pesado, a pesar de tener la ventana abierta.

Pero pues como no podía caminar sin apoyarse le era difícil salir a la calle sin ayuda. Para esto los doctores y fisioterapeutas le había recomendado usar una andadera, pero como son las cosas en los servicios de salud pública, la andadera todavía no llegaba y ya habían pasado más de dos semanas de cuando le habían dicho que llegaría la andadera y él seguía esperándola.

La andadera…

Pero ¿cómo había llegado a este estado?

Fue hace tiempo que un buen día despertó en el cuarto del hospital y nada, ya no podía pararse ni para ir al baño. Gustavo no recordaba como había llegado ahí, el solo recordaba que antes de despertar, antes de recuperar la conciencia, él estaba en camino, en la carretera, en un autobús.
Recordaba como en un sueño el camino en el autobús y como de un sueño sin sueños despertó en el cuarto del hospital pegado a la cama sin poder parase, sin poder moverse.

Pues así fue, un accidente en el camino, en la carretera, donde casi deja la vida Gustavo, donde casi la vida se le escapa. En el lugar del accidente ya todos lo daban por muerto cuando llegó la ambulancia, pero tuvo suerte, pues un rescatista insistió en llevarslo al hospital a pesar que todos los otros lo daban por muerto o bueno casi muerto.
Pues si, tuvo suerte pues fue por esa necedad del rescatista que llegara al hospital y fue por eso que se entero su tío, quien recorrió kilómetros y kilómetros para estar junto a Gustavo y ver como se le podía ayudar.
Y nuevamente en el hospital los médicos ya no daban mucha esperanza y el tío de Gustavo a moverse y moverse para lograr cambiarlo de hospital y de lugar, pues en ese hospital no iban a ayudar más a Gustavo. No porque no quisieran sino porque no tenían los medios. Fue así que el tío de Gustavo logro llevarlo al hospital de la capital, a pesar de todas la trabas posibles que le puso la burocracia. Fue así que Gustavo se salvo. Por la necedad de un rescatista y de su tío, quienes no perdieron la esperanza.

Ahora, ya habían pasado muchos meses de esa angustia, de esa lucha por su vida, ahora estaba en casa vivo, pero sin poder andar, esperando la andadera.

En este punto de la narración todo sabemos lo que hizo Gustavo mientras esperaba la andadera. Lo sabemos, pues no puede ser de otra manera, pues sino no estaríamos contando su historia y a pesar que todos sabemos que es lo que sucedió nosotros no queremos dejar de contarla pues nos es importante.

Como ya lo hemos dicho, a pesar de tener la ventana abierta, el aire dentro del cuarto ya le era insoportable a Gustavo y la impaciencia se apoderaba cada momento un poquito más de él. Fue entonces cuando tomo la decisión de salir a la calle sin andadera.

Fue así que Gustavo se levanto y apoyándose primero en la cama, después en los muebles, en la pared llegó a la puerta y salió del cuarto, cruzó el departamento para abrir la puerta de entrada o salida.
Bajo las escaleras más bien colgado del barandal y al llegar a la puerta del zaguán la abrió y salió a la calle.

En la calle recargado en el marco de la puerta pudo observar a la gente como iba y venia a paso apresurado, sin detenerse sin mirar ni observar nada que no fuera el destino ciego de quien camina sin pensarlo y sin percatarse del hecho que esta caminando, pues el caminar solo es un medio, medio del cual Gustavo ya no gozaba en su totalidad.

Gustavo observo a la gente, a la calle, la puerta del zaguán y trato de ver su ventana desde abajo.
Se preguntaba como se vería su ventana desde allá abajo, como lo vería la gente desde la calle, si es que alguien observaba. Pero desde el zaguán no se tenia un buen ángulo para poder ver su ventana.
Para verla, tenia que alejarse un poco de la pared y del zaguán y para realmente verla era mejor tendría que verla  desde el otro lado de la calle. Así fue que por esta curiosidad Gustavo se aventuro a caminar apoyado de la pared a la esquina. Una esquina extraña; tal vez; extraña pues tenía un semáforo peatonal y no siempre hay esos semáforos en todas las esquinas.

Al llegar a la esquina se impuso de la pared al poste del semáforo tomándose con las dos manos de él y espero a que se pusiera en verde.
chicaverde
Verde y Gustavo se lanzo al abismo del crucero…

Caminaba sin poder doblar las rodillas, sin tener cosa alguna en donde apoyarse, tambaleándose a cada paso y cada paso era un logro y el semáforo cambió como con la prisa de los transeúntes y del transito, como con la prisa que el mundo entero lleva y no se ha percatado de Gustavo quien se encontraba en medio del crucero donde ya no había retorno, donde solo era posible el adelante, ahí se encontraba Gustavo.
Así que continuo su andar a pesar de la impaciencia de los vehículos motorizados, a pesar que ellos llevaban prisa y el verde les daba el derecho de vía.

Pero ¿cuál es el derecho de vía cuando alguien como Gustavo va cruzando la vía?

No les quedo más remedio que esperar a que Gustavo cruzara.

Al alcanzar el otro lado del crucero, Gustavo se tomo del poste del semáforo con sus dos manos, fatigado volteo al frente y nos regalo una gran sonrisa.

Nosotros lo vimos, regresamos la sonrisa y bajamos la cabeza en silencio en señal de respeto, admiración y saludo…y Gustavo volteo a ver su ventana desde donde esperaba su andadera.

Esa fue y es la historia de la que fuimos testigos.

Esa fue y es la historia de Enrique nuestro tío.

alf-redo-Ik…mil-puertas-Viento…

Homenaje a Galeano, La Realidad, Chiapas, 24 de mayo 2014

EZLN

EZLN

Hacemos espejo de la información publicada en POZOL COLECTIVO mayo 24, 2014 en Chiapas,

La linga de este información es http://www.pozol.org/?p=9451:

“Se sabe quienes son los que garrotearon y asesinaron al compañero
Galeano”, aseguró el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, EZLN, en
el homenaje al miliciano asesinado el pasado 2 de mayo. En la primera
parte del homenaje se escuchó la canción “Como la cigarra” de Mercedes Sosa y
“Lationoamérica” de Calle 13; allí estuvo presente el Subcomandante
Insurgente Marcos y otros mandos militares, quienes marcharon y saludaron
a las bases de apoyo montados a caballo. Posteriormente el Subcomandante
Moisés aseguró:

“nosotros no somos como ellos los paramilitares que asesinan”.

En un comunicado el Subcomandante indicó:

“Pensamos que también ustedes traen la rabia por el asesinato del compañero pero la
rabia hay que usarla contra el sistema, no contra los manipulados”.

 

Escuchen los audios durante el homenaje:

Subcomandante Moisés-La Realidad 24 de mayo 2014

Subcomandante Moisés- Homenaje a Galeano 24 de mayo 2014 la Realida

 

 

 

 

Solidaridad con los Zapatistas ante las agreciones del 2 de mayo del 2014

Predata: La carta ya fue enviada a los compañeros Zapatistas vía Enlace Zapatista, gracias a todos por firmar.

va ke va alf-redo-Ik…mil-puertas-Viento…

——————————————————————————————————————————————-

El Mundo, a 10 de mayo del 2014

A LOS COMPAÑEROS ZAPATISTAS PUEBLOS EN RESISTENCIA

Con tristeza y rabia hemos leído el comunicado[1] de la Junta de Buen Gobierno (JBG) “Hacia la Esperanza” del Caracol 1 Madre de los Caracoles Mar de Nuestros Sueños que se encuentra en La Realidad, donde nos informan de la agresión a los compañeros Bases de Apoyo del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (BAEZLN) así como el asesinato de José Luis Solís López, maestro de zona de la escuelita por la libertad según las y los zapatistas, por militantes del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Partido Acción Nacional (PAN) e integrantes de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos Histórica (CIOAC-H).

En los momentos de la agresión la JBG se encontraba negociando con una comisión de la CIOAC-H para resolver un conflicto sobre la retención por parte de miembros de CIOAC-H de un vehículo que es propiedad de la JBG. Fue cuando un grupo de unas 140 personas pertenecientes a los partidos ya mencionados y a la CIOAC-H llegaron a agredir a los compañeros zapatistas, destrozando la escuela autónoma, la clínica, cortando las tuberías de agua y destrozando vehículos, así como agrediendo a unas 69 personas BAEZLN con piedras palos, machetes y armas de fuego cuando estas personas iban llegando al Caracol para hacer trabajo dentro del caracol. Fue cuando los zapatistas que se encontraban dentro del caracol salieron a auxiliarlos y fue cuando varios de ellos resultaron heridos y asesinaron al maestro José Luis Solís López dándole el tiro de gracia.

Por medio de la presente carta queremos expresar nuestra solidaridad y apoyo con los compañeros zapatistas ante la agresión sufrida el 2 de mayo del año 2014. El mal gobierno y sus paramilitares tratan de parar el proyecto exitoso de autonomía zapatista por medio del miedo, el despojo y la muerte. Sin embargo nuevamente José Luis Solís López nos enseño que es la libertad según los y las zapatistas al salir a auxiliar a sus compañeros. Nuevamente con su ejemplo de solidaridad nos muestra ese otro mundo es posible donde la solidaridad sea la norma y no la excepción. Siguiendo su ejemplo les escribimos estas lineas para expresar nuestra solidaridad.

Por un mundo donde quepan muchos mundos .

Si tocan a uno nos tocan a TODOS.

Solidaridad con los Zapatistas de Chiapas

¡Tierra, Agua y Libertad!

Atentamente

David Jesús Arreola Gutiérrez
Sandra Elizabeth Smith Aguilar
Rodrigo Torres
Erika Mendoza Varela
Julio Malottky Baca
Aníbal Pacheco
Leonidas Katsoudas
Arturo Gómez Quintero desde Zürich Suiza
Maribel Saldaña Márquez
Federico Stasyszyn desde el Mundo
Miriam Campos
Mariana Benítez
Lev Jardón Barbolla
Yarima Merchan Rojas
Rita Ponce de León
Hugo Enrique Reyes Nava
Yesika Morales Flores
Zibonele A. Valdez-Jasso
Chirstina del Avellano Schultze
Diego Armando Contreras Peralta
Silvia Rico
Charlotte Aguilar-Kralisch, Freising Alemania
Stefanie Kralisch, Freising Alemania
Johannes Mühle, München Alemania
Eleonora Flores Ramírez
Marie Védie, Paris, Francia
Rafael Maguiña, Lima, Perú
Iván Paz Ortiz, Barcelona, España
Claudia Araceli González
Rúben Gonzáles Cardenas, Barcelona, España
Alba Baruch, Viena, Austria
Ignacio Cortese Mombelli, Brucelas, Bélgica
Maria Amparo Gaona Flores, Brucelas, Bélgica
Yssel G.
Fabiola Villanueva López, México DF
Enrique Scheinvar, México
Grodecz Alfredo Ramírez Ogando, Wuppertal, Alemania
Roberto Gomez Coyoacan, Mexico
Beatriz Ogando Díaz
Tanambi Kunha, Brasil

 

 

 

 

———————————————–

[1] Comunicado Junta de Buen Gobierno,

Boletín de prensa Centro de derechos humanos Fray Bartolomé de las Casas, A.C.

Carta con firmas: Solidaridad con Zapatistas 2014

Carta sin firmas Solidaridad con los Zapatistas 10 de mayo del 2014

Fragmento. “El derecho a la pereza”, Paul Lafargue. (Refutación del derecho al trabajo de 1848).

Hola a todas y todos:

Comparto un fragmento, que antes me compartieron de este libro de Paul Lafargue. Obra que se puede leer y traducir a nuestro tiempo. Más información sobre la obra en:

http://es.wikipedia.org/wiki/El_derecho_a_la_pereza

Para todo aquel que lo quiera leer completo:

http://www.elgranerocomun.net/IMG/pdf/Lafargue_Refutacion_del_trabajo.pdf

va ke va pues

alf-redo-Ik…mil-puertas-Ik…

perezapk[1]

Nuestro siglo —dicen— es el siglo del trabajo. En efecto, es el siglo del dolor, de la miseria y de la corrupción. Y, sin embargo, los filósofos y economistas burgueses, desde el penosamente confuso Augusto Comte hasta el ridículamente claro Leroy- Beaulieu, los literatos burgueses, desde el charlatanamente romántico Víctor Hugo hasta el ingenuamente grotesco Paul de Kock, todos han entonado cánticos nauseabundos en honor del dios Progreso, el hijo primogénito del Trabajo.
Escuchándolos, se podría creer que la felicidad empezaba a reinar en la tierra, que ya se sentía su llegada. Han ido a los siglos pasados a revolver el polvo y las miserias feudales para ahuyentar las delicias de los tiempos presentes. ¡Cómo nos han hastiado esos saciados, recién salidos de la servidumbre de los grandes señores y convertidos hoy en siervos de la pluma de la burguesía, abundantemente estipendiados; cómo nos han hastiado con el típico agricultor del retórico La Bruyère! (…)
¡Oh, lúgubre presente de su dios Progreso!
Los filántropos llaman bienhechores de la humanidad a los que, para enriquecerse sin trabajar, dan trabajo a los pobres. Más valdría sembrar la peste o envenenar las aguas que erigir una fábrica en medio de una población rural.

Trabajad, trabajad, proletarios, para aumentar la fortuna social y vuestras miserias individuales; trabajad, trabajad para que, haciéndolos cada vez más pobres, tengáis más razón de trabajar y de ser miserables. Tal es la ley inexorable de la producción capitalista.

Los proletarios, prestando atención a las falaces palabras de los economistas, se han entregado en cuerpo y alma al vicio del trabajo, contribuyendo con esto a precipitar la sociedad entera en esas crisis industriales de sobreproducción que trastornan el organismo social.

Para tener guerreros y ciudadanos, los filósofos y los legisladores antiguos toleraban a los esclavos en sus Repúblicas heroicas. Pero los moralistas y economistas del capitalismo, ¿no preconizan el asalariado, la esclavitud moderna? Y ¿a quiénes otorga ocios la esclavitud capitalista? A los Rothschild, a los Schneider, a las Madame Boucicaut, inútiles y nocivos, esclavos de sus vicios y de sus domésticos.

Fragmento: “El derecho a la pereza”, Paul Lafargue. (Refutación del derecho al trabajo de 1848).

EZLN: Una mirada a su historia. I. El núcleo guerrillero

  • Escrito por  Por Raúl Romero Fotografía: Heriberto Paredes Agencia Autónoma de Comunicación SubVersiones

… la condición humana tiene una porfiada tendencia a la mala conducta.Donde menos se espera, salta la rebelión y ocurre la dignidad.En las montañas de Chiapas, por ejemplo.Largo tiempo callaron los indígenas mayas.La cultura maya es una cultura de la paciencia, que sabe esperar.Ahora, ¿cuánta gente habla por esas bocas?Los zapatistas están en Chiapas, pero están en todas partes.Son pocos, pero tienen muchos embajadores espontáneos.Como nadie nombra a esos embajadores, nadie puede destituirlos.Como nadie les paga, nadie puede contarlos. Ni comprarlos.

 

El desafío, Eduardo Galeano [1]

robertobarrios1El 17 de noviembre del 2013 se cumplen 30 años de la formación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), y el 1 de enero del 2014 se celebrarán 20 años de su aparición pública. Como una forma de homenaje a los hombres y mujeres que hicieron que el grito de YA BASTA retumbara por todo el mundo, hoy iniciamos una serie de entregas que pretenden ser una breve revisión histórica de los actores que se entrelazaron para dar origen al EZLN. Para hacerlo se ha recurrido a diversas fuentes, pero sobre todo a los escritos, entrevistas y comunicados que los propios neozapatistas han generado. El texto se divide en tres apartados: I. El núcleo guerrillero, II. La resistencia milenaria y III. La opción por los pobres.

 

Es necesaria una aclaración: no ha sido nuestra intensión hablar por los zapatistas, ellos y ellas han contado su historia. Nuestro único objetivo aquí es contribuir a la difusión de su experiencia, esa que sin duda alguna representa la alternativa más avanzada en el mundo. Esperemos que estás líneas también sirvan para alimentar la historia del otro mundo posible que aún se encuentra en construcción. 

 

I. El “núcleo guerrillero”[2]

 

Es 1968 y la Unión de Republicas Socialistas Soviéticas (URSS) y los EUA se disputan la hegemonía mundial en una guerra disfrazada: la “Guerra Fría”. En Checoslovaquia la “Primavera de Praga” muestra al mundo el autoritarismo y la burocracia del “socialismo realmente existente”. Los manifestantes pugnan por un “socialismo con rostro humano”, pero sobre todo democrático. La respuesta de la URSS y sus aliados es la invasión del país. En Francia el “Mayo francés” evidencia –entre muchas otras cosas-, un rechazo generalizado a la sociedad de consumo.

 

Es 1968 y las Américas también están inquietas. En América Latina el triunfo de la revolución cubana sigue despertando expectativas y miles de jóvenes engrosan las filas de los movimientos y partidos revolucionarios. En EUA Martin Luther King –líder del movimiento por los derechos civiles- es asesinado y las manifestaciones contra la invasión a Vietnam polarizan aún más la sociedad norteamericana.

 

Es 1968, México será la sede de los Juegos Olímpicos y en el mes de julio estalla uno de los movimientos estudiantiles más importantes de su historia. Las condiciones políticas y sociales del país hacen que un conflicto que parecía menor rápidamente encuentre dimensiones nacionales. México está nuevamente a tono –como lo fue durante la revolución de 1910- con el descontento social que recorre el mundo. Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría Álvarez –Presidente y Secretario de Gobernación de México, respectivamente- ordenan reprimir una manifestación estudiantil. El 2 de octubre grupos militares y paramilitares atacan a los manifestantes en la Plaza de las Tres Culturas, Tlatelolco, Ciudad de México; provocando cientos de muertos, desaparecidos y lesionados.

 

Es 1969 y el mundo no es el mismo después de la “Revolución Cultural” de 1968, como la llamo Hobsbawm[3]. Es 1969 y México aun duele: muchas familias buscan a sus hijos e hijas desde aquel 2 de octubre en que no regresaron a sus casas. Mientras tanto, el gobierno mexicano justifica la masacre argumentando que la primer agresión salió de los estudiantes, que había extranjeros interesados en desestabilizar el país y que el fantasma del comunismo estaba detrás de las protestas.

 

Cientos de jóvenes que habían participado en las movilizaciones estudiantiles concluyeron que no lograrían transformar a México por la vía institucional. Para muchos de ellos y ellas la vía pacífica estaba agotada y era hora de pasar a una siguiente etapa: la vía armada.

 

El 6 de agosto de 1969 en Monterrey, Nuevo León, fueron fundadas las Fuerzas de Liberación Nacional (FLN). A la cabeza del grupo se encontraban los hermanos Cesar Germán y Fernando Yáñez Muñoz, Alfredo Zárate y Raúl Pérez Vázquez. El grupo tenía la estrategia de acumular fuerzas en silencio y de no enfrentarse con las fuerzas del Estado. En 1972 Cesar Germán Yáñez se estableció en el estado de Chiapas en el campamento denominado “El Diamante” donde operaba el “Núcleo Guerrillero Emiliano Zapata (NGEZ)”. Cinco años después de su fundación, las FLN contaban con redes en Tabasco, Puebla, Estado de México, Chiapas, Veracruz y Nuevo León[4].

 

Si bien las FLN tenían una ideología marxista-leninista, el grupo distaba mucho de caer en el dogmatismo. Desde su fundación, las FLN se plantearon como objetivo general la creación de un ejército y adoptaron como lema la frase del independentista Vicente Guerrero: “Vivir por la patria o morir por la libertad”.

 

El 14 de febrero de 1974 las FLN fueron atacadas por policías y militares en una de sus principales casas de seguridad: “La casa grande”, ubicada en San Miguel Nepantla, Estado de México. En el operativo participó Mario Arturo Acosta Chaparro, uno de los principales actores de la guerra sucia en México y quien después fue acusado en varias ocasiones por tener vínculos con el crimen organizado.

 

En “La casa grande” fueron asesinados 5 guerrilleros y otros 16 fueron apresados. La persecución contra el FLN se extendió hasta Ocosingo, Chiapas, donde fue atacado el campamento “El diamante” y varios miembros del NGEM fueron asesinados; algunos más alcanzaron a escapar, entre ellos Cesar Germán Yáñez. “Versiones periodísticas –escribe Laura Castellanos- aseguran que a mediados de abril de 1974, el grupo sobreviviente encabezado por Cesar Germán fue aniquilado por el ejército en plena selva. Su hermano Fernando se traslado entonces a Chiapas y con una brigada lo busco a él y a su grupo sin fortuna”[5].

 

De 1974 a 1983 la historia de las FLN es un tanto confusa, pues no existen muchos registros de aquella etapa. Durante esta época las FLN realizan incursiones de forma más constante en la Selva Lacandona y reinician la etapa de reclutamiento. Fue en era en la se reclutó a muchos estudiantes de universidades en las que el marxismo cobraba mucha fuerza, como fue el caso de la Universidad Autónoma Metropolitana y la Universidad Autónoma de Chapingo. Igualmente, durante este periodo (1974-1983) muchas de las actividades de las FLN fueron en el estado de Chiapas. En 1977, por ejemplo, montaron un campamento en Huitiupán, y un año más tarde instalaron una casa de seguridad en San Cristóbal de las Casas.

 

El trabajo que realizaron las FLN en Chiapas les permitió ir construyendo redes de solidaridad con organizaciones locales que tenían un trabajo previo con los indígenas de la región: grupos de corte maoísta, personas que impulsaban la formación de cooperativas e indígenas que habían sido animados a desarrollar trabajo comunitario desde la iglesia católica, impulsados principalmente por el obispo Samuel Ruíz.

 

Las experiencias armadas en Centroamérica como el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional en El Salvador, el Frente Sandinista de Liberación Nacional en Nicaragua o la guerra civil que duró más de treinta años en Guatemala reavivaron la intención de las FLN de conformar un ejército –no un grupo guerrillero, sino un ejército regular- y el trabajo exitoso en Chiapas hizo que desde 1980 comenzará a figurar el acrónimo FLN-EZLN en los documentos de la guerrilla. Sin embargo, es hasta el 17 de noviembre de 1983 cuando, ayudados nuevamente por un grupo de indígenas politizados y con amplia experiencia organizativa –del que más tarden surgirán mandos como el Mayor Mario o la Mayor Yolanda- y reforzados por los nuevos militantes de las universidades, se estableció el primer campamento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional denominado “La Garrapata”[6].

 

Entrevistado por Yvon Le Bot y Maurice Najman, el Subcomandante Insurgente Marcos explicó que los tres grandes componentes del EZLN son “un grupo político-militar, un grupo de indígenas politizados y muy experimentados, y un movimiento indígena de la Selva”[7]. Ese tercer grupo al que se refiere Marcos comienza a ser parte crucial de la organización después de 1983, etapa en la que el EZLN inició una segunda fase de “acumulación de fuerzas en silencio”; pero en esta ocasión buscando combatientes principalmente entre los indígenas de la región que no tenían experiencias previas de militancia política. Para esta tarea, los indígenas politizados fungieron como puente, pues además de la barrera cultural –en la que el lenguaje significó un gran obstáculo- el hermetismo y la desconfianza –originados por siglos de opresión y desprecio- de los indígenas dificultó el acceso de los mestizos a las comunidades.

 

Los primeros integrantes del EZLN que se adentraron a la selva Lacandona pronto empezaron a vivir una realidad distinta y muy ajena a la que su adscripción ideológica les permitía ver. Los primeros años no sólo no se construía confianza con los indígenas, todo lo contrario: “A veces nos perseguían porque decían que éramos robavacas, o bandidos o brujos. Muchos de los que ahora son compañeros o inclusive comandantes del Comité, nos perseguían en aquella época porque pensaban que éramos gente mala”[8].

 

El contacto con las comunidades indígenas originó una especie de conversión del grupo original. Marcos narra este proceso de la siguiente forma:

 

Sufrimos realmente un proceso de reeducación, de remodelación. Como si nos hubieran desarmado. Como si nos hubiesen desmontado todos los elementos que teníamos –marxismo, leninismo, socialismo, cultura urbana, poesía, literatura-, todo lo que formaba parte de nosotros, y también cosas que no sabíamos que teníamos. Nos desarmaron y nos volvieron a armar, pero de otra forma. Y esa era la única manera de sobrevivir[9].”

 

 

Como señalamos líneas arriba, el trabajo que el núcleo guerrillero de las FLN desarrolló en Chiapas sólo pudo madurar y convertirse en el EZLN gracias a la cosmovisión y tradición de resistencia de diferentes grupos indígenas, sobre este asunto abundaremos en la siguiente entrega._______

 

[1] Galeano, E. (1995) “El desafío. Mensaje enviado al Segundo Diálogo de la Sociedad Civil”. En ClajadepRed de divulgación e intercambios sobre autonomía y poder popular.

 

[2] Una primera versión de este apartado fue publicada en 2012 en el periódico digital Rebelión. La versión que aquí publicamos contiene elementos nuevos. 

 

[3] Hobsbawm, E. (1998) Historia del siglo XX. Argentina: Grijalbo.

 

[4] Castellanos, L. (2008) México armado 1943-1981. México: Ediciones Era, p. 244.

 

[5] Castellanos, L. (2008), Op. cit., p. 247.

 

[6] Cfr. Morquecho, G. (2011) “La Garrapata en el Chuncerro, cuna del EZLN” [en línea]. En Agencia Latinoamericana de Información, 15 de noviembre. Disponible en:http://alainet.org/active/50889&lang=es [Consulta: 13 de noviembre de 2012]. 

 

[7] Le Bot, Y. (1997) Subcomandante Marcos. El sueño zapatista. Entrevistas con el Subcomandante Marcos, el mayor Moisés y el comandante Tacho, del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional. México: Plaza & Janés, p. 123. 

 

[8] Ibídem, pp. 137-138.

 

[9] Ídem., p. 151.

DURItO II (El neoliberalismo visto desde la SelvaLacandona)

Un encuentró del Sub-Marcos con Durito en 1995, cuando el gobierno mexicano traiciona el diálogo y lleva un ataque contra los Zapatistas el comunicado completo de ese entonces se encuentra en el siguiente link:

http://palabra.ezln.org.mx/comunicados/1995/1995_03_11_a.htm

 

Durito II

Fue el décimo día, ya con menos presión. Me alejé un poco para poner mi techo e instalarme. Iba yo viendo hacia arriba, buscando un buen par de árboles que no tuvieran gajo encima. Por eso me sorprendí cuando escuché, a mis pies, una voz que gritó:”Hey, cuidado!”

Durito

Durito

 

No vi nada al principio, pero me detuve y esperé. Casi inmediatamente se empezó a mover una hojita y, debajo de ella, salió un escarabajo que empezó a reclamar:­¿Por qué no se fija dónde pone sus bototas? Estuvo a punto de aplastarme! ­gritó.

Ese reclamo se me hacía conocido.

­¿Durito? ­aventuré.

­Nabucodonosor para usted! No sea igualado! ­contestó indignado el pequeño escarabajo.

Ya no me cupo duda.

­ ¡Durito! ¿Ya no te acuerdas de mí?

Durito, quiero decir, Nacucodonosor, se me quedó viendo pensativo. Sacó una pequeña pipa de dentro de sus alas, la llenó de tabaco, la encendió y, después de una bocanada grande que le arrancó una tos nada saludable, dijo:

­ Mmmmh, mmmh.

Y luego repitió:

­ Mmmh, mmmh.

Yo sabía que eso iba a tardar, así que me senté. Después de varios “mmmh, mmh”, Nabucodonosor, o sea Durito, exclamó:

­ ¿Capitán?

­ Ese mero! ­dije yo, satisfecho de verme reconocido.

Durito (creo que, después de ser reconocido, podía llamarlo de nuevo así) empezó una serie de movimientos de patitas y a las que, en lenguaje corporal de los escarabajos, viene siendo como una danza de la alegría y que a mí siempre me ha parecido una especie de ataque de epilepsia. Después de repetir varias veces, con énfasis distintos, “¡Capitán!”, Durito se detuvo al fin y me lanzó la pregunta que tanto temía:

­¿Traes tabaco?

­ Bueno, yo… ­alargué la respuesta para darme tiempo a calcular mis reservas.

En eso llegó Camilo y me preguntó:

­ ¿Me llamaste, Sup?

­ No, nada… Estaba yo cantando y… y no te preocupes, puedes irte ­respondí con nerviosismo.

­Ah, bueno ­dijo Camilo y se retiró.

­ ¿Sup? ­preguntó extrañado Durito.

­ Sí ­le dije­. Ahora soy subcomandante.

­ ¿Y eso es mejor o peor que Capitán? ­insistió Durito.

­ Peor ­le dije y me dije.

Cambié rápidamente de tema y le tendí la bolsa de tabaco diciendo:

­ Aquí traigo un poco.

Para recibir el tabaco, Durito realizó nuevamente su danza, ahora repitiendo “¡gracias!” una y otra vez.

Pasada la euforia tabacalera, iniciamos la complicada ceremonia del encendido de la pipa. Yo me recosté sobre la mochila y lo quedé viendo al Durito.

­ Estás igual ­le dije.

­ Tú, en cambio, te ves bastante maltrecho ­me respondió.

­ Es la vida ­dije quitándole importancia.

Durito empezó con sus “mmmh, mmh”. Al rato me dijo:

­ ¿Y qué te trae por aquí después de tantos años?

­ Bueno, estuve pensando y, como no tenía nada qué hacer, me dije que por qué no dar una vuelta por los viejos lugares y así saludar a los amigos viejos ­respondí.

­ Viejos los cerros y reverdecen! ­reclamó indignado Durito.

Después siguió otro rato de “mmmh, mmmh” y de sus miradas inquisitivas.

Yo no pude más y le confesé:

­ La verdad es que nos estamos replegando porque el gobierno lanzó una ofensiva en contra nuestra…

­ ¡Corriste! ­dijo Durito.

Yo traté de explicarle lo que es un repliegue estratégico, una retirada táctica, y lo que se me ocurrió en ese momento.

­ Corriste ­dijo Durito, ahora con un suspiro.

­ Bueno sí, corrí ¿y qué? ­dije molesto, más conmigo mismo que con él.

Durito no insistió. Se quedó callado un buen rato. Sólo el humo de las dos pipas tendía su puente. Minutos después dijo:

­ Parece que hay algo más que te molesta, y no sólo lo de la “retirada estratégica”.

­ “Repliegue”, “repliegue estratégico” ­le corregí.

Durito esperó a que yo continuara:

­ La verdad es que me molesta que no estábamos preparados. Y no estábamos preparados por mi culpa. Yo creí que el gobierno sí quería el diálogo y entonces había dado la orden de que empezaran las consultas para los delegados. Cuando nos atacaron nosotros estábamos discutiendo las condiciones del diálogo. Nos sorprendieron. Me sorprendieron… ­dije con pena y coraje.

Durito seguía fumando, esperó a que yo terminara de contarle todo lo ocurrido en los últimos diez días. Cuando terminé, Durito dijo:

­ Espérame.

Y se metió debajo de una hojita. Al rato salió empujando su pequeño escritorio. Después fue por una sillita, se sentó, sacó unos papeles y los empezó a revisar con aire preocupado.

­ Mmmh, mmh ­decía a cada tanto de papeles que leía. Después de un tiempo exclamó:

­ ¡Aquí está!

­¿Aquí está qué cosa? ­pregunté intrigado.

­ ¡No me interrumpas! ­dijo serio y solemne Durito. Y agregó:

­ Pon atención. Tu problema es el mismo que tienen muchos. Se refiere a la doctrina económica y social conocida como “neoliberalismo”…

“Lo que me faltaba… ahora clases de economía política”, pensé. Parece que Durito escuchó lo que pensaba porque me regañó:

­ ¡Sssht! ¡Esta no es una clase cualquiera! Es la cátedra por excelencia.

A mí me pareció exagerado eso de “la cátedra por excelencia”, pero me dispuse a escucharlo. Durito continuó después de unos “mmmh, mmmh”.

­ ¡Es un problema metateórico! Sí, ustedes parten de que el “neoliberalismo” es una doctrina. Y por “ustedes” me refiero a los que insisten en esquemas rígidos y cuadrados como su cabeza. Ustedes piensan que el “neoliberalismo” es una doctrina del capitalismo para enfrentar las crisis económicas que el mismo capitalismo atribuye al “populismo”. ¿Cierto? Durito no me deja responder.

­ ¡Claro que cierto! Bien, resulta que el “neoliberalismo” no es una teoría para enfrentar o explicar la crisis. ¡Es la crisis misma hecha teoría y doctrina económica! Es decir que el “neoliberalismo” no tiene la mínima coherencia, no tiene planes ni perspectiva histórica. En fin, pura mierda teórica.

­ Qué raro… Nunca había escuchado o leído esa interpretación ­dije con sorpresa.

­ ¡Claro! Como que se me acaba de ocurrir en este instante! ­dice con orgullo Durito.

­ ¿Y eso qué tiene qué ver con nuestra huida, perdón, con nuestro repliegue? ­pregunté dudando ya de tan novel teoría.

­ ¡Ah! ¡Ah! ¡Elemental, mi querido Watson Sup! No hay planes, no hay perspectivas, sólo i-m-p-r-o-v-i-s-a-c-i-ó-n. El gobierno no tiene constancia: un día somos ricos, otro día somos pobres, un día quiere la paz, otro día quiere la guerra, un día ayuna, otro día se atasca, en fin. ¿Me explico? ­me inquiere Durito.

­ Casi… ­titubeo yo y me rasco la cabeza.

­ ¿Y entonces? ­pregunto yo al ver que Durito no continúa con su disertación.

­ Va a explotar. ¡Pum! Como globo que se infla demasiado. Eso no tiene futuro. Vamos a ganar ­dice Durito mientras guarda sus papeles.

­ ¿Vamos? ­pregunto con malicia.

­ ¡Claro que “vamos”! Está visto que no van a poder sin mi ayuda. No, no pretendas poner reparos. Necesitan un superasesor. Ya estoy aprendiendo francés, por aquello de la continuidad.

Yo me quedo callado. No sé qué es peor: si descubrir que nos gobierna la improvisación o imaginarme a Durito de supersecretario de gabinete en un improbable gobierno de transición.

Durito arremete:

­ Te sorprendí, ¿eh? Así que no tengas pena. Mientras no me aplasten con sus bototas siempre podré clarificarles el camino a seguir en el derrotero de la historia que, a pesar de la vicisitudes, habrá de levantar este país, porque unidos… porque unidos… Ahora que me acuerdo no le he escrito a mi vieja ­Durito suelta la carcajada.

­ ¡Pensé que estabas hablando en serio! ­finjo enojo y le aviento una ramita. Durito la esquiva y sigue riendo.

Ya en calma, le pregunto:

­ ¿Y de dónde sacaste esas conclusiones de que el neoliberalismo es la crisis hecha doctrina económica?

­ ¡Ah! De este libro que explica el proyecto económico 1988-1994 de Carlos Salinas de Gortari ­responde y me muestra un librito con el logotipo de Solidaridad.

­ Pero Salinas ya no es el presidente… parece ­digo con una duda que me estremece.

­ Ya lo sé, pero mira quién redactó el plan ­dice Durito y me señala un nombre. Yo leo:

­ “Ernesto Zedillo Ponce de León” ­digo sorprendido y agrego:

­ ¿De modo que no hay ruptura?

­ Lo que hay es una cueva de ladrones ­dice, implacable, Durito.

­ ¿Y entonces? ­pregunto con verdadero interés.

­ Nada, que el sistema político mexicano es como ese gajo de árbol que cuelga encima de tu cabeza ­dice Durito y yo brinco y miro hacia arriba y veo que, en efecto, hay un gajo que pende amenazante sobre mi hamaca. Me cambio de lugar mientras Durito sigue hablando:

­ El sistema político mexicano apenas si está prendido a la realidad con pedazos de ramas muy frágiles. Bastará un buen viento para que se venga abajo. ¡Claro que, al caer, va a pasar a llevar otras ramas y cuidado el que esté bajo su sombra cuando se desplome!

­ ¿Y si no hay viento? ­pregunto mientras pruebo si la hamaca quedó bien amarrada.

­ Lo habrá… lo habrá ­dice Durito y queda pensativo, como mirando al mañana.

Los dos quedamos pensativos. Volvimos a encender las pipas. El día empezaba a marcharse. Durito se quedó mirando mis botas. Temeroso, preguntó:

­ ¿Y cuántos vienen contigo?

­ Dos más, así que no te preocupes por los pisotones ­le dije para tranquilizarlo. Durito practica la duda metódica como disciplina, así que siguió con sus “mmmh, mmmh”, hasta que soltó:

­ Pero los que vienen tras de ti, ¿cuántos son?

­ ¡Ah! ¿Esos? Como unos sesenta…

Durito no me dejó terminar:

­ ¡Sesenta! Sesenta pares de bototas encima de mi cabeza! 120 botas de la Sedena buscando la forma de aplastarme! ­gritó histérico.

­ Espérame, no me dejaste terminar. No son sesenta ­dije. Durito nuevamente interrumpió:

­ ¡Ah! Ya sabía yo que no era posible tanta desgracia. ¿Cuántos son, pues? Lacónico, respondí:

­ Sesenta mil.

­ ¡Sesenta mil! ­alcanzó a decir Durito antes de atragantarse con el humo de la pipa.

­¡Sesenta mil! ­repitió varias veces entrecruzando con angustia sus manitas y patitas.

­ ¡Sesenta mil! ­se decía con desesperación.

Yo traté de consolarlo. Le dije que no venían todos juntos, que era una ofensiva con escalones, que estaban entrando por varios lados, que faltaba que nos encontraran, que habíamos borrado los rastros para que no nos siguieran, en fin, le dije todo lo que se me ocurrió.

Al rato Durito se tranquilizó y empezó de nuevo con sus “mmmh, mmmh”. Sacó unos papelitos que, según me di cuenta, parecían mapas y empezó a hacerme preguntas sobre la ubicación de las tropas enemigas. Le respondí lo mejor que pude. A cada respuesta Durito hacía marcas y anotaciones en los pequeños mapas. Pasó un buen rato, después del interrogatorio, diciendo “mmmh, mmmh”. Pasados unos minutos, y después de complicados cálculos (digo yo, porque usaba todas sus manitas y patitas para hacer las cuentas) suspiró:

­ Lo dicho: usan “el yunque y el martillo”, el “lazo corredizo”, la “caza del conejo” y la maniobra vertical. Elemental, viene en el manual de Rangers de la Escuela de las Américas­, se dice y me dice. Y agrega:

­ Pero tenemos una oportunidad de salir bien de ésta.

­ ¿Ah, sí? ¿Y cómo? ­pregunto con escepticismo.

­ Con un milagro ­dice Durito mientras guarda sus papeles y se recuesta.

El silencio se acomodó entre los dos y fuimos dejando que la tarde se llegara por entre las ramas y bejucos. Más tarde, cuando la noche acabó de desprenderse de los árboles y, volando, cubrió el cielo, Durito me preguntó:

­ ¡Capitán… Capitán… Psst! ¿Estás dormido?

­ No… ¿Que hay? ­le respondí.

Durito pregunta con pena, como temiendo lastimar.

­ ¿Y qué piensas hacer?

Yo sigo fumando, miro los rizos plateados de la luna colgados de las ramas. Suelto una voluta de humo y le respondo y me respondo:

­Ganar.

P.D. QUE SINTONIZA NOSTALGIA EN EL CUADRANTE

En el radito alguien, a ritmo de blues, desgarra ésa que dice: “All it’s gonna right with a little help of my friends…”

P.D. QUE, AHORA SI, YA SE DESPIDE AGITANDO UN CORAZON COMO PAÑUELO.

Tanta lluvia y ni una gotita para saciar las ansias…

Vale de nuez.

Salud y abusados con esa rama seca que pende sobre sus cabezas y que pretende, ingenua, cobijarlos con su sombra.

El Sup fumando… y esperando.

EZLN

EZLN

 

Feliz Cumpleaños Compañeros Zapatistas desde Düsseldorf

Feliz Cumpleaños Compañeros Zapatistas

Feliz Cumpleaños Compañeros Zapatistas

Compañeros desde Düsseldorf saludan y festejan los 20 años del alzamiento Zapatista el primero de enero de 2014: http://alertaduesseldorf.blogsport.de/2014/01/01/zapatista-glueckwunsch/

Düsseldorf, 1 de enero de 2014

Compañeros y compañeras zapatistas:

¡Muchas felicidades por el vigésimo aniversario de su levantamiento en 1994! Les deseamos una gran celebración y muchos años más de rebelión y de este otro mundo mejor, que están construyendo para ustedes.

Somos un conjunto de grupos y colectivosdeDüsseldorf,una ciudaden Alemania, Europa. Estamos comprometidos en diferentestemas, diferentesluchas y utilizamos diferentesmedios. Pero todos y todas hacemos ésto desde abajo y a la izquierda. Juntos gestionamos un centro social autónomo – al cual llamamos Linkes Zentrum “Hinterhof” –,en donde nos reunimos e intercambiamos ideas, donde preparamos nuestras acciones, donde realizamos eventos, celebramos y sobretodo en donde intentamos – aún incipiente – poner en práctica un mundo diferente sin capitalismo, sin explotación, sin discriminación y con solidaridad e igualdad.

Aquí en nuestras diferentes luchas y actividades, su lucha ha sido siempre un ejemplo. Sus éxitos nos han animado, sus ideas nos han inspirado ¡Por ello les damos las gracias!

Debido a que nos alegramos con ustedes, en esta víspera de Año Nuevo, hemos tenido no sólo – como cada año – la celebración y la bienvenida al nuevo año, sino también festejamos la rebelión zapatista que ya desde hace 20 años exitosamente camina preguntando. En esta fiesta hicimos para ustedes como un pequeño saludo, una foto que les enviamos anexo a la presente carta.

¡Saludos cariñosos y solidarios de sus compañeras y compañeros de Düsseldorf, un rincón muy otro de este mundo!

¡Alerta! – Lateinamerika Gruppe Düsseldorf
Antifaschistische Linke Düsseldorf
Becoming Queer
Brigada Hora Azul
Brunch Gruppe
Cable Street Beat
Café Bunte Bilder
Dissidenti Ultra
Don’t Panic – Computerkneipe
Erwin Youth
Fahrradselbsthilfe
Grrrls Uprising
Gruppe F
Gruppe Hilarius
i furiosi – Interventionistische Linke
Infocafé
Input – antifaschistischer Themenabend
Kneipenabend
Kopfball!
Rechtshilfegruppe
Rote Hilfe Düsseldorf-Neuss
see red! – Interventionistische Linke Düsseldorf

Y cuando necesiten apoyo: ¡Aquí estamos!
Logo neu


die Grup­pen und Be­su­cher_in­nen des Lin­ken Zen­trums “Hin­ter­hof” in Düs­sel­dorf, haben den Za­pa­tis­tas in Ch­ia­pas an­läss­lich des 20. Jah­res­ta­ges ihres er­folg­rei­chen Auf­stan­des am 1. Ja­nu­ar 1994 mit einer klei­nen Ak­ti­on gra­tu­liert.

Glückwunsch-Aktion an die Zapatistas aus Düsseldorf / Felicitaciones a los Zapatistas desde Düsseldorf

Feliz_Cumple_Compas_l

Feliz Cumpleaños compañeros Zapatistas

http://alertaduesseldorf.blogsport.de/2014/01/01/zapatista-glueckwunsch/

Düsseldorf, 1.1.2014

Compañeros und Compañeras Zapatistas:

Herzlichen Glückwunsch zum 20. Jahrestag eures Aufstands von 1994! Wir wünschen euch eine tolle Feier und viele weitere Jahre der Rebellion und der anderen, besseren Welt, die ihr für euch aufbaut.

Wir sind Gruppen und Kollektive aus Düsseldorf, einer Stadt in Deutschland, Europa. Wir alle engagieren uns für unterschiedliche Themen, führen unterschiedliche Kämpfe und benutzen unterschiedliche Mittel – aber wir alle tun dies von links und von unten. Zusammen betreiben wir ein soziales, autonomes Zentrum – wir nennen es Linkes Zentrum „Hinterhof“ -, wo wir uns treffen und austauschen, wo wir unsere politischen Aktionen vorbereiten, Veranstaltungen machen, wo wir feiern und wo wir bei all dem versuchen – noch sehr klein -, eine andere Welt ohne Kapitalismus, Ausbeutung und Diskriminierung mit Solidarität und Gleichberechtigung auszuprobieren und umzusetzen.

Dabei und bei unseren unterschiedlichen Kämpfen und Aktivitäten war uns euer Kampf immer ein Beispiel. Eure Erfolge haben uns Mut gemacht, eure Ideen haben uns inspiriert. Dafür danken wir euch!

Weil wir uns mit euch freuen, haben wir dieses Jahr nicht nur – wie jedes Jahr – Silvester gefeiert und das neue Jahr begrüßt, sondern auch den zapatistischen Aufstand, der nun seit 20 Jahren fragend und erfolgreich vorwärts geht. Bei dieser Feier haben wir für euch als kleinen Gruß auch ein Foto gemacht. Dieses schicken wir euch angehängt an diesen Brief.

Herzliche und solidarische Grüße von euren Compañeros und Compañeras aus Düsseldorf in einer ganz anderen Ecke der Welt!

¡Alerta! – Lateinamerika Gruppe Düsseldorf
Antifaschistische Linke Düsseldorf
Becoming Queer
Brigada Hora Azul
Brunch Gruppe
Cable Street Beat
Café Bunte Bilder
Dissidenti Ultra
Don’t Panic – Computerkneipe
Erwin Youth
Fahrradselbsthilfe
Grrrls Uprising
Gruppe F
Gruppe Hilarius
i furiosi – Interventionistische Linke
Infocafé
Input – antifaschistischer Themenabend
Kneipenabend
Kopfball!
Rechtshilfegruppe
Rote Hilfe Düsseldorf-Neuss
see red! – Interventionistische Linke Düsseldorf

Und wenn ihr mal Unterstützung braucht: Hier sind wir!

*********Logo neu